Inmunología de Reproducción

Para que la implantación tenga lugar, el sistema inmune debe aceptar un organismo que las defensas de cualquier persona detectarían como “extraño”.
Unidades Especiales

Fragmentación de ADN espermático

MACS

Fertile® Chip

Receptividad Endometrial

Aborto de Repetición

Rejuvenecimiento Ovárico

Apoyo Emocional

Siempre a tu lado.

Te lo ponemos fácil para que solo te preocupes de lo que realmente importa.

En Clínica Victoria Rey siempre estamos a tu lado. Descubre nuestras nuevas condiciones de financiación sea cual sea tu tratamiento:

  • *Financiación al 0% (12 meses sin intereses, sin comisiones).
  • Pagos domiciliados en tu entidad habitual, sin necesidad de cambiar de banco.
  • Gestión de trámites, sin necesidad de acudir a tu banco o al notario.
  • Agilizamos la gestión de la financiación para tu mayor comodidad.

Consulta la tarifa que más se adapta a tu tratamiento.

FINANCIAR

La primera consulta es gratuita

registra el día de tu primera visita
Cargando ...
Inmunología de la Reproducción

El útero tiene una función inmunológica muy importante. Para que la implantación tenga lugar, el sistema inmune debe aceptar un organismo que las defensas de cualquier persona detectarían como “extraño”. El sistema inmunológico de la mujer está preparado para aceptar un embrión que presenta otra genética diferente, y el útero de la mujer es un órgano vital en este sentido. Se sabe que el endometrio funciona inmunológicamente de forma independiente al resto del cuerpo para facilitar la implantación.

Actualmente, podemos estudiar los factores inmunológicos que pueden estar alterados en el endometrio, a través de una biopsia y el estudio biomolecular correspondiente. Muchos de los fallos de implantación que impedían la gestación son ahora objeto de tratamiento y consecución exitosa del embarazo.

Para que tenga lugar la implantación de un embrión en el útero es necesaria la cadena de proteínas presentes en la membrana las células del embrión las proteínas que portan las células de endometrio se comuniquen y se enlacen. La expresión de esas proteínas en el endometrio y cómo se anclan al embrión está modulado por un sistema inmune especial.

El sistema inmunológico de la mujer tiene que adaptarse a la situación que supone un embarazo. Todo embrión resulta ser un cuerpo extraño para la madre, puesto que tiene un Antígeno de Histocompatibilidad (el sello genético) diferente, es una persona distinta. Sin embargo, el útero de la mujer es capaz de tolerarlo y arroparlo sin problema.

Las mujeres que presenta un problema inmunológico tienen más probabilidad de sufrir fallos de implantación y abortos de repetición.

Aún no sabemos que modificaciones ocurren en el sistema inmune, pero sí se conocen de forma certera varios aspectos:

  • La proporción de células linfocíticas facilitadoras debe ser mayor a la proporción de células inhibidoras.
  • El completo KIR-HLA-C influye de forma muy importante en la capacidad de implantación de un embrión.
  • Las mujeres que padecen enfermedades autoinmunes tienen más tendencia a padecer fallos de implantación y abortos.
  • Las intolerancias alimentarias.
Uno de los factores inmunológicos que más influye en la capacidad de implantación es el sistema KIR-HLA-C.

Las células NK (Natural Killer) son linfocitos del sistema inmune innato, o también llamado, primordial. Durante las primeras etapas del embarazo las células uNK (Natural KIller del útero) son los linfocitos más abundantes en el útero materno. A medida que progresa el embarazo van aumentando su presencia. Las células uNK participan en el desarrollo de las modificaciones que deben ocurrir en el útero para que el embrión pueda implantarse y desarrollar su sistema de nutrición: participa en la remodelación de las arterias, controla la invasión del trofoblasto fetal y en el desarrollo de la placenta, etc.

Dentro de los receptores KIR encontramos dos haplotipos: KIR A y KIR B. El KIR A presenta 7 genes: 3 genes comunes para todos los individuos, 3 genes inhibidores y 1 gen activador que además se encuentra poco expresado, siendo su balance final inhibidor de la célula NK. El haplotipo B del receptor KIR, es el subtipo activador, y por tanto, protector del feto.

Las células trofoblásticas o embrionarias expresan HLA-C materno y paterno, y pueden interaccionar potencialmente con los receptores KIR expresados en las células NK uterinas. Es por esto que el alorreconocimiento de antígenos HLA-C paternos con receptores KIR maternos, puede influir en la invasión trofoblástica y la remodelación vascular.

¿Qué ocurre en las distintas combinaciones de KIR-HLA?

KIR AA (madre)-HLA C1 (padre): interacción neutra.

KIR AA (madre)-HLA C2 (padre): se puede producir rechazo: aumenta el riesgo de preeclamsia, aborto espontáneo y problemas en el desarrollo fetal.

KIR AB/BB (madre)-HLA C1 (padre): interacción neutra.

KIR AB/BB (madre) – HLA C2 (padre): mayor probabilidad de aumento del peso fetal.

Las gestantes con haplotipo AA o KIR AA son las que más problemas tendrán para conseguir gestación evolutiva. El anclaje entre endometrio y embrión en estas mujeres serán defectuoso en muchos de los casos, requiriendo un tratamiento específico para mejorarlo. Las gestantes con haplotipo KIR AA expresan, principalmente, genes inhibidores de los KIR y, parece demostrado, que éstos producen más riesgo de no implantación y/o pérdida fetal en el embarazo. Este riesgo aumenta, en parte, dependiente del alotipo fetal HLA-C ya que se ha determinado que en los casos en que el trofoblasto fetal expresa más HLA-C2 que la madre, puede producirse un rechazo a la placentación.

Elección del donante de esperma en mujeres con haplotipo KIR AA

En el caso de mujeres con haplotipo KIR AA que necesiten donante de esperma para un tratamiento de reproducción asistida, sería aconsejable la elección de un donante HLA-C1/C1, especialmente en pacientes con fallos previos de implantación o abortos de repetición.

Elección de la donante de óvulos en mujeres infértiles con haplotipo KIR AA

En pacientes con haplotipo KIR AA sería aconsejable realizar la ovodonación con óvulos de donantes que no expresen moléculas de HLA –C2

Interacción del haplotipo KIR AA con el HLA- C2 y Preeclampsia

La preeclampsia es una complicación grave del embarazo en la que el feto recibe un suministro insuficiente de sangre debido al fracaso de la invasión del trofoblasto. La interacción de los receptores inhibitorios KIR en pacientes con haplotipo KIR AA, con moléculas de HLA-C2, produce una inhibición excesiva de la función de las uNK, aumentando el riesgo de preeclampsia.

Transferencia embrionaria

Los estudios de los receptores KIR y alotipo HLA-C ayudará a determinar el número de embriones a transferir en una pareja con problemas de fertilidad.

En Clínica Victoria Rey respondemos a tus preguntas frecuentes

¿Cuándo se considera que existe un problema de aborto de repetición?

Cuando una mujer ha tenido 2 ó más abortos se considera que existe un problema de aborto de repetición, que debe ser estudiado y tratado convenientemente.

¿Cuáles son las causas de abortos de repetición?

La causa más importante de aborto son las alteraciones cromosómicas de los embriones. El principal factor asociado a esta causa es la edad materna. Algunas alteraciones en los espermatozoides provocan anomalías en los cromosomas que aumentan la probabilidad de aborto.

Otra de las causas que pueden provocar aborto son las anomalías anatómicas del aparato genital (10-20% de las causas), las alteraciones endocrinas (15 %), problemas de coagulación (5%), las infecciones (4%), los trastornos inmunológicos o factores externos como tóxicos, enfermedades sistémicas, etc..

A veces son varias las causas que provocan aborto en una pareja. Y en ocasiones no podrá determinarse ninguna causa específica de aborto, aunque sí podrán ponerse en marcha algunos tratamientos que puedan mejorar la capacidad de fertilidad de la pareja.

¿Qué especialista debe tratar los casos de abortos de repetición?

Los casos de abortos de repetición requieren un minucioso y completo estudio de la pareja por parte de una unidad especializada.

Es aconsejable que un ginecólogo experto en infertilidad por abortos de repetición dirija el estudio. Las parejas que han sufrido abortos previos necesitan un especialista habituado a este tipo de problemas, que solicite de forma directa y concreta todas las pruebas diagnósticas necesarias para llegar a un diagnóstico, lo más exacto y lo más rápido posible. Por otra parte, el manejo de este tipo de casos requiere la coordinación de varios especialistas, como endocrinos, hematólogos, genetistas, inmunólogos, radiólogos, etc, y el ginecólogo especialista en fertilidad debe dirigir todo el proceso diagnóstico y proyecto terapéutico de la forma más eficaz posible.

¿Es necesario un tratamiento de reproducción asistida en todos los casos?

La causa más importante de aborto son las alteraciones cromosómicas de los embriones. El principal factor asociado a esta causa es la edad materna. Algunas alteraciones en los espermatozoides provocan anomalías en los cromosomas que aumentan la probabilidad de aborto.

El tratamiento del aborto de repetición consiste en, una vez detectadas la causa, o las causas, se ponga en marcha el tratamiento adecuado para evitarlo en el siguiente embarazo.

La mayoría de las veces el ginecólogo indicará un tratamiento médico que conseguirá que la gestación sea evolutiva. A veces, el tratamiento médico será conjunto entre 2 ó más especialistas.

En algunas ocasiones, sobre todo cuando se sospechan causas cromosómicas de los abortos, la indicación terapéutica para conseguir una gestación evolutiva será un tratamiento de fecundación in vitro, con selección avanzada de embriones y diagnóstico genético preimplantacional. Incluso a veces, puede ser necesario tratamiento complementario con otro especialista.

El objetivo de una Unidad de Aborto de Repetición es que la pareja entienda bien todo el proceso, a través del especialista responsable de su proceso, y consiga su embarazo tras un estudio global y un tratamiento preciso de su problema.

Inmunología de la Reproducción

El útero tiene una función inmunológica muy importante. Para que la implantación tenga lugar, el sistema inmune debe aceptar un organismo que las defensas de cualquier persona detectarían como “extraño”. El sistema inmunológico de la mujer está preparado para aceptar un embrión que presenta otra genética diferente, y el útero de la mujer es un órgano vital en este sentido. Se sabe que el endometrio funciona inmunológicamente de forma independiente al resto del cuerpo para facilitar la implantación.

Actualmente, podemos estudiar los factores inmunológicos que pueden estar alterados en el endometrio, a través de una biopsia y el estudio biomolecular correspondiente. Muchos de los fallos de implantación que impedían la gestación son ahora objeto de tratamiento y consecución exitosa del embarazo.

Para que tenga lugar la implantación de un embrión en el útero es necesaria la cadena de proteínas presentes en la membrana las células del embrión las proteínas que portan las células de endometrio se comuniquen y se enlacen. La expresión de esas proteínas en el endometrio y cómo se anclan al embrión está modulado por un sistema inmune especial.

El sistema inmunológico de la mujer tiene que adaptarse a la situación que supone un embarazo. Todo embrión resulta ser un cuerpo extraño para la madre, puesto que tiene un Antígeno de Histocompatibilidad (el sello genético) diferente, es una persona distinta. Sin embargo, el útero de la mujer es capaz de tolerarlo y arroparlo sin problema.

Las mujeres que presenta un problema inmunológico tienen más probabilidad de sufrir fallos de implantación y abortos de repetición.

Aún no sabemos que modificaciones ocurren en el sistema inmune, pero sí se conocen de forma certera varios aspectos:

  • La proporción de células linfocíticas facilitadoras debe ser mayor a la proporción de células inhibidoras.
  • El completo KIR-HLA-C influye de forma muy importante en la capacidad de implantación de un embrión.
  • Las mujeres que padecen enfermedades autoinmunes tienen más tendencia a padecer fallos de implantación y abortos.
  • Las intolerancias alimentarias.
Uno de los factores inmunológicos que más influye en la capacidad de implantación es el sistema KIR-HLA-C.

Las células NK (Natural Killer) son linfocitos del sistema inmune innato, o también llamado, primordial. Durante las primeras etapas del embarazo las células uNK (Natural KIller del útero) son los linfocitos más abundantes en el útero materno. A medida que progresa el embarazo van aumentando su presencia. Las células uNK participan en el desarrollo de las modificaciones que deben ocurrir en el útero para que el embrión pueda implantarse y desarrollar su sistema de nutrición: participa en la remodelación de las arterias, controla la invasión del trofoblasto fetal y en el desarrollo de la placenta, etc.

Dentro de los receptores KIR encontramos dos haplotipos: KIR A y KIR B. El KIR A presenta 7 genes: 3 genes comunes para todos los individuos, 3 genes inhibidores y 1 gen activador que además se encuentra poco expresado, siendo su balance final inhibidor de la célula NK. El haplotipo B del receptor KIR, es el subtipo activador, y por tanto, protector del feto.

Las células trofoblásticas o embrionarias expresan HLA-C materno y paterno, y pueden interaccionar potencialmente con los receptores KIR expresados en las células NK uterinas. Es por esto que el alorreconocimiento de antígenos HLA-C paternos con receptores KIR maternos, puede influir en la invasión trofoblástica y la remodelación vascular.

¿Qué ocurre en las distintas combinaciones de KIR-HLA?

KIR AA (madre)-HLA C1 (padre): interacción neutra.

KIR AA (madre)-HLA C2 (padre): se puede producir rechazo: aumenta el riesgo de preeclamsia, aborto espontáneo y problemas en el desarrollo fetal.

KIR AB/BB (madre)-HLA C1 (padre): interacción neutra.

KIR AB/BB (madre) – HLA C2 (padre): mayor probabilidad de aumento del peso fetal.

Las gestantes con haplotipo AA o KIR AA son las que más problemas tendrán para conseguir gestación evolutiva. El anclaje entre endometrio y embrión en estas mujeres serán defectuoso en muchos de los casos, requiriendo un tratamiento específico para mejorarlo. Las gestantes con haplotipo KIR AA expresan, principalmente, genes inhibidores de los KIR y, parece demostrado, que éstos producen más riesgo de no implantación y/o pérdida fetal en el embarazo. Este riesgo aumenta, en parte, dependiente del alotipo fetal HLA-C ya que se ha determinado que en los casos en que el trofoblasto fetal expresa más HLA-C2 que la madre, puede producirse un rechazo a la placentación.

Elección del donante de esperma en mujeres con haplotipo KIR AA

En el caso de mujeres con haplotipo KIR AA que necesiten donante de esperma para un tratamiento de reproducción asistida, sería aconsejable la elección de un donante HLA-C1/C1, especialmente en pacientes con fallos previos de implantación o abortos de repetición.

Elección de la donante de óvulos en mujeres infértiles con haplotipo KIR AA

En pacientes con haplotipo KIR AA sería aconsejable realizar la ovodonación con óvulos de donantes que no expresen moléculas de HLA –C2

Interacción del haplotipo KIR AA con el HLA- C2 y Preeclampsia

La preeclampsia es una complicación grave del embarazo en la que el feto recibe un suministro insuficiente de sangre debido al fracaso de la invasión del trofoblasto. La interacción de los receptores inhibitorios KIR en pacientes con haplotipo KIR AA, con moléculas de HLA-C2, produce una inhibición excesiva de la función de las uNK, aumentando el riesgo de preeclampsia.

Transferencia embrionaria

Los estudios de los receptores KIR y alotipo HLA-C ayudará a determinar el número de embriones a transferir en una pareja con problemas de fertilidad.

En Clínica Victoria Rey respondemos a tus preguntas frecuentes

¿Cuándo se considera que existe un problema de aborto de repetición?

Cuando una mujer ha tenido 2 ó más abortos se considera que existe un problema de aborto de repetición, que debe ser estudiado y tratado convenientemente.

¿Cuáles son las causas de abortos de repetición?

La causa más importante de aborto son las alteraciones cromosómicas de los embriones. El principal factor asociado a esta causa es la edad materna. Algunas alteraciones en los espermatozoides provocan anomalías en los cromosomas que aumentan la probabilidad de aborto.

Otra de las causas que pueden provocar aborto son las anomalías anatómicas del aparato genital (10-20% de las causas), las alteraciones endocrinas (15 %), problemas de coagulación (5%), las infecciones (4%), los trastornos inmunológicos o factores externos como tóxicos, enfermedades sistémicas, etc..

A veces son varias las causas que provocan aborto en una pareja. Y en ocasiones no podrá determinarse ninguna causa específica de aborto, aunque sí podrán ponerse en marcha algunos tratamientos que puedan mejorar la capacidad de fertilidad de la pareja.

¿Qué especialista debe tratar los casos de abortos de repetición?

Los casos de abortos de repetición requieren un minucioso y completo estudio de la pareja por parte de una unidad especializada.

Es aconsejable que un ginecólogo experto en infertilidad por abortos de repetición dirija el estudio. Las parejas que han sufrido abortos previos necesitan un especialista habituado a este tipo de problemas, que solicite de forma directa y concreta todas las pruebas diagnósticas necesarias para llegar a un diagnóstico, lo más exacto y lo más rápido posible. Por otra parte, el manejo de este tipo de casos requiere la coordinación de varios especialistas, como endocrinos, hematólogos, genetistas, inmunólogos, radiólogos, etc, y el ginecólogo especialista en fertilidad debe dirigir todo el proceso diagnóstico y proyecto terapéutico de la forma más eficaz posible.

¿Es necesario un tratamiento de reproducción asistida en todos los casos?

La causa más importante de aborto son las alteraciones cromosómicas de los embriones. El principal factor asociado a esta causa es la edad materna. Algunas alteraciones en los espermatozoides provocan anomalías en los cromosomas que aumentan la probabilidad de aborto.

El tratamiento del aborto de repetición consiste en, una vez detectadas la causa, o las causas, se ponga en marcha el tratamiento adecuado para evitarlo en el siguiente embarazo.

La mayoría de las veces el ginecólogo indicará un tratamiento médico que conseguirá que la gestación sea evolutiva. A veces, el tratamiento médico será conjunto entre 2 ó más especialistas.

En algunas ocasiones, sobre todo cuando se sospechan causas cromosómicas de los abortos, la indicación terapéutica para conseguir una gestación evolutiva será un tratamiento de fecundación in vitro, con selección avanzada de embriones y diagnóstico genético preimplantacional. Incluso a veces, puede ser necesario tratamiento complementario con otro especialista.

El objetivo de una Unidad de Aborto de Repetición es que la pareja entienda bien todo el proceso, a través del especialista responsable de su proceso, y consiga su embarazo tras un estudio global y un tratamiento preciso de su problema.

La primera consulta es gratuita

registra el día de tu primera visita
Cargando ...

Siempre a tu lado.

Te lo ponemos fácil para que solo te preocupes de lo que realmente importa.

En Clínica Victoria Rey siempre estamos a tu lado. Descubre nuestras nuevas condiciones de financiación sea cual sea tu tratamiento:

  • *Financiación al 0% (12 meses sin intereses, sin comisiones).
  • Pagos domiciliados en tu entidad habitual, sin necesidad de cambiar de banco.
  • Gestión de trámites, sin necesidad de acudir a tu banco o al notario.
  • Agilizamos la gestión de la financiación para tu mayor comodidad.

Consulta la tarifa que más se adapta a tu tratamiento.

FINANCIAR
Unidades especiales

Fragmentación de ADN espermático

MACS

Fertile® Chip

Receptividad Endometrial

Aborto de Repetición

Rejuvenecimiento Ovárico

Apoyo Emocional